De José Sand a Diego Valeri: seis regresos inolvidables a Lanús

Este jueves, Lanús anunció, finalmente, y luego de mucha espera y ansiedad, el retorno de Diego Valeri a Cabrero y Guidi tras casi una década en el Portland Timbers de los Estados Unidos, institución en donde se convirtió en emblema.

De esta manera, Pelusa regresa al club que lo vio surgir como profesional y levantar su primer título: el Torneo Apertura 2007. Al igual que en el caso del Bibliotecario, en los últimos años se han dado varios regresos al Granate, lo que remarca el sentido de pertenencia de los ídolos y emblemas por el club. En este informe, repasamos algunos de los más trascendentales.

Sebastián Leto en 2015

Sebastián Leto regresó a Lanús en enero del 2015, después de ocho años en el fútbol de Europa. Luego de su debut como profesional y de dar sus primeros pasos en el Granate, emigró a Inglaterra, para ser parte del Liverpool. Tras esto, la rompió en Grecia, donde fue campeón tanto con el Olympiacos como con el Panathinaikos.

Lamentablemente, pocos días después se su arribo a Lanús, a préstamo por un año desde el Catania de Italia, sufrió un traumatismo de cráneo mientras realizaba una rutina de trabajo, que lo sacó de las canchas durante un par de meses. En total, disputó 11 encuentros en su segundo ciclo. Pese a todo, su retorno generó mucho impacto en la ciudad por volver, directamente, desde el Viejo Continente.

Diego Braghieri en 2021

Diego Braghieri llegó a Lanús, por primera vez, en el 2011, proveniente de Rosario Central. Al inicio, se trató de un préstamo con opción de compra. Estuvo apenas un año y se mudó a Arsenal de Sarandí. Sin embargo, en el 2014 regresaría al Granate y formaría, junto a Gustavo Gómez, una de las duplas defensivas más importantes de la historia moderna del club.

Sin embargo, no es ese el retorno por el que su nombre aparece en esta lista. Tras sumar tres títulos con la camiseta de Lanús (Torneo de Transición 2016, Copa Bicentenario 2016 y Supercopa Argentina 2016 ), emigraría a Colombia, para ponerse la camiseta de Atlético Nacional de Medellín. Luego de pasar por Tijuana y San Lorenzo, en mediados del año pasado se concretó su vuelta, una que tuvo mucho impacto entre los hinchas, que lo esperaban con los brazos abiertos.

Maximiliano Velázquez en 2013

Un par de años después de ser campeón con Lanús en el Torneo Apertura 2007, el eterno capitán Granate pasó a vestir la camiseta de Independiente de Avellaneda, donde levantó la Copa Sudamericana 2010. Sin embargo, apenas 18 meses después de su arribo rescindió contrato, tras conocer que no iba a ser tenido en cuenta por Ramón Díaz, por aquel entonces entrenador del Rojo, y regresó a la Fortaleza.

Mas allá de que no fue uno de los retornos con mayor impacto en lo mediático, lo que vendría después es, sin dudas, parte de la historia grande de Lanús: cuatro títulos (Copa Sudamericana 2013, Torneo de Transición 2016, Copa Bicentenario 2016 y Supercopa Argentina 2016), una final de Libertadores y el récord de mayor participaciones con la camiseta Granate. Hoy, es la mano derecha de Jorge Almirón en el CT.

Lautaro Acosta en 2013

Desde el día uno, por su condición de hincha y el enorme sentido de pertenencia por el club, el Laucha se ganó el corazón de los Granates. Esto se potenció a partir del título en el Apertura 2007. Por eso, cuando en 2013 regresó a Lanús, luego de pasar por el Sevilla y el Racing de Santander de España, además de Boca Juniors acá en Argentina, la noticia hizo muchísimo ruido.

En julio del 2013, Lautaro Acosta volvió a Lanús tras cinco años. Lo que vino después, hizo aún más grande su idolatría: cuatro títulos (Copa Sudamericana 2013, Torneo de Transición 2016, Copa Bicentenario 2016 y Supercopa Argentina 2016), una final de Libertadores y una estatua. El jugador del pueblo Granate, uno de los más grandes emblemas de la historia del club. Para que todo eso ocurriera, un día tuvo que volver a donde su corazón dictó.

José Sand en 2015

Al igual que Maxi Velázquez y Diego Braghieri, José Sand no surgió en Lanús; se formó en River Plate, convirtiéndose, en el proceso, en el máximo goleador histórico de las inferiores Millonarias. Sin embargo, fue en el Granate donde triunfó, donde mostró todo lo que era capaz de hacer, donde fue realmente valorado y donde se sintió como en su casa, como en su Corrientes natal.

Luego del título en el Apertura 2007, el Pepe fue a hacer de las suyas a otros clubes. Y así estuvo durante seis años. Desde el primer instante que dejó Lanús para viajar a los Emiratos Árabes, para sumarse al Al-Ain, los hinchas esperaron ansiosos su retorno.

Y un día se dio. Luego de que el propio Sand marcara un gol contra Lanús con la camiseta de Aldosivi, en Mar del Plata, y no lo gritara, mostrando su respeto y cariño por el Granate, desde el club fueron decididos a repatriarlo, algo que se conseguiría en diciembre del 2015.

Seis meses después, estaría dando la vuelta olímpica en el Monumental. Luego, levantaría la Copa Bicentenario y la Supercopa Argentina, y sería el máximo goleador de la Copa Libertadores de América 2017, que tuvo al Granate a nada de levantar el máximo trofeo del continente.

En 2018 protagonizó otro regreso, pero el de 2015, por todo lo que simbolizó, y por el impacto que tuvo, es uno de los más especiales de la historia de Lanús; uno que ya forma parte de las páginas doradas de la institución.

Diego Valeri en 2022

Y llegamos a enero del 2022, el mes en el que se concretó el último gran retorno a Lanús hasta el momento: el de Diego Hernán Valeri. Otro campeón del Apertura 2007 que, en inicios del 2013, tomó su bolso y se fue a romperla a la MLS, donde se convirtió en ídolo del Portland Timbers. Campeón en dos oportunidades y MVP del torneo en 2017. Este jueves, se oficializó su regreso tras casi una década en Norteamérica a Cabrero y Guidi.

Toda la información y las mejores notas del Club Atlético Lanús están en Engranados. Pueden seguirnos también en nuestras páginas de Facebook, Twitter, Instagram y Google News. Activa las notificaciones en tu navegador para que todo el contenido te llegue antes que a nadie o bajate nuestra APP (disponible para Android).

4 Comments

  1. Grande Lanús!!! , ojalá si el destino y porque no decirlo!! Los llamados equipos Grandes, incluyendo al Referato Argentino qué deja mucho qué desear no sean cómplices de ponernos palos en la rueda, podamos por lo menos estar en los Primeros Puestos y poder entrar en alguna Copa, ya que entrar en una Copa Sudamericana nos deja dinero importante para las Arcas del Club, siempre y cuando haya Honestidad por parte de esta Dirigencia la cual deja mucho de créer por tantas irregularidades qué a veces hacen dudar a los Hinchas, caso desvinculaciones, préstamos, contrataciones, salvó aclaró no entra Valeri ni los que se mencionaron en el informe ya que son ejemplos a seguir salvó algunos jugadores qué no mencionó que actualmente están jugando en otros Clubes de Aquí y algunos afuera del País!! qué poseen sus contratos vencidos pero regresar a Lanús a pesar de haber surgiendo de las inferiores, prefieren negociar por un contrato millonario y les interesa muy poco como los ejemplos que di!! Ya qué les interesa más el bolsillo qué ganar menos en el Club qué los formó, es ingrato decirlo, pero son un típico reflejo de Mercenarios cómo se denomina aquellos qué solo les importa el dinero…en lugar del amor al Club qué los vio crecer y a cambio le dan la Espalda….perdón si mi reflexión puede molestar al qué se sienta identificado por mi opinión….. Suerte Querido Club Lanús….

    1. Es que es así en la vida uno trabaja por plata no gratis,el hincha tambien seguramente trabaja y lo hace por dinero y la forma de progresar es ir cambiando de empresa (siempre y cuando uno sea competitivo y capacitado)yo cambié mas de 10 empresas en mi vida laboral para eso me capacité y pude competir en el mercado laboral, ahora estoy jubilado y estoy tranquilo el jugador que ya hizo la diferencia y puede regresar al club de inicio fenomeno,pero el que lo hace como profesional que es hay que respetarlo y no creer que es desagradecido,porque en la historia de Lanús hay que recordar que hubo dirigentes que se quedaron con los porcentajes de transferencias con jugadores y que decian que esos dineros eran para las inferiores, hay que tener memoria y no todos los dirigentes fueron honestos y trabajaron ad honoren,hubo alguna vez alguna triangulación en Uruguay con determinada sociedad creada en ese país, hay que averiguar y ver toda la historia.

Deja un comentario