Inolvidable: a 24 años del gol a la vida de Hugo Morales

Desde aquella inolvidable noche de 1998, los 6 de mayo no son un día más en la vida de Lanús y de sus hinchas. El Granate enfrentaba a San Lorenzo, mientras peleaba aquel Torneo Clausura junto Gimnasia de La Plata y Vélez Sarsfield.

El encuentro era parejo; Belloso anotó el primero para el Granate y Mirko Saric empató para el Ciclón. Pero esa velada, aquel partido, se convertiría en historia, cuando Huguito Morales, con la 10 en la espalda, entró a la Fortaleza y cambió todo para siempre.

El correntino regresaba tras varios meses de luchar contra el cáncer, que lo sacó de las canchas en el mejor momento de su carrera, y cuando se perfilaba para ir al Mundial de Francia 1998 con la Selección Argentina. Con un zurdazo abajo, en el último segundo de juego, para las lágrimas de todos los presentes y los miles que lo seguían por TV, marcó el gol del triunfo y emocionó a todo un pueblo, a todo el barrio de Lanús y a todos los amantes de este maravilloso deporte a lo largo y ancho de la República Argentina.

“Fueron siete meses duros. Cuando comencé a entrenar con Javier Ríos, que era nuestro kinesiólogo, uno siempre soñaba con volver. Fueron etapas, salí a correr, me sentía cada vez más fuerte y había recuperado peso. Fue paso a paso. Cuando me dieron la noticia de que volvía a concentrar con la Primera, no podía dormir de los nervios. Llegar al estadio y ver a la gente tanto tiempo después fue muy lindo. Cuando hice el gol me quería tirar con la gente a la tribuna, de no haber alambrado lo hubiese hecho. Quería devolverle algo a todos los hinchas maravillosos que tanto apoyo me dieron, que tanto cariño me demostraron”, contó Huguito hace algunos meses en Engranados Podcast, por Spotify.

“Quería festejar así. Sabía que le estaba dando un triunfo importante a Lanús y que estaba regresando después de todo lo que pasó. Pero en el instante fue toda algarabía, después uno se pone a pensar, en el vestuario. Nos fuimos a comer con mi señora y no dejábamos de hablar de eso. Me costó irme del estadio porque toda la gente fue a saludarme, a abrazarme, no dejaban de llorar. Hasta personas de San Lorenzo, que yo he pasado por Huracán, me han felicitado a lo largo de todos estos años. Fue algo increíble que uno lo sigue mirando. Fue algo que nunca me voy a olvidar”, agregó el correntino.

En la charla, también reveló dónde está esa camiseta tan especial, no solo para su vida sino para la de todos los hinchas de Lanús y para la historia misma de la institución de Cabrero y Guidi. “La tengo guardada acá en casa. Tengo un museo acá, en una pieza, donde tengo todo guardado. Esa camiseta la tengo en una perchita junto a otras que fueron muy importantes. Recuerdos imborrables que uno atesora para siempre“, concluyó.

El episodio completo de Engranados Podcast con Hugo Morales

Toda la información y las mejores notas del Club Atlético Lanús están en Engranados. Pueden seguirnos también en nuestras páginas de Facebook, Twitter, Instagram y Google News. Activa las notificaciones en tu navegador para que todo el contenido te llegue antes que a nadie o bajate nuestra APP (disponible para Android).

3 Comments

  1. Inolvidable ese gol , emoción a full , Hugo quedó en el corazón del hincha granate un jugadorazo y mejor persona !!! HAY QUE TRAER JUGADORES CORRENTINOS QUE NOS TRAJERON Y NOS TRAEN TANTAS ALEGRÍAS !!! SERA PORQUE ” EL SAPUCAI ES GRANATE ” BUENA VIDA HUGO QUERIDO Y GRACIAS POR TANTO

  2. Grande Huguito Morales, sos igual al Gran Pepe Sand, sin desmerecer a otros Ídolos interminables que teníamos en el pasado, Gracias y mi Deseo qué seas muy feliz siempre recordando tu pasado por nuestro querido Club Lanús…

Deja un comentario