Hugo Morales recordó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996

Se acercan los Juegos Olímpicos de Tokio. Desde el viernes 23 de julio y hasta el 8 de agosto, la Selección Argentina de fútbol Sub-23, al igual que otros equipos y deportistas en las múltiples disciplinas a disputar, buscarán la medalla de oro, con Lautaro Morales, Tomás Belmonte y Pedro de la Vega como protagonistas. No será la primera vez que el Granate tendrá representantes en la cita olímpica; uno de ellos fue Hugo Morales, quien estuvo en Atlanta 1996 y ganó la plata con el seleccionado, en lo que fue la primera presea en la historia para el combinado albiceleste.

En aquellos JJ.OO. en Estados Unidos, el plantel ganador de la medalla plateada fue dirigido por Daniel Passarella y lo integraban: Pablo Cavallero, Carlos Gustavo Bossio, Roberto Ayala, Roberto Sensini, Javier Zanetti, José Chamot, Christian Bassedas, Matías Almeyda, Huguito Morales, Ariel Ortega, Claudio López, Hernán Crespo, Diego Simeone, Gustavo López, Marcelo Delgado, Marcelo Gallardo, Pablo Paz y Mauricio Pineda. Un equipo repleto de figuras que, lamentablemente, luego de un gran recorrido, caería sobre el cierre ante Nigeria por 3-2 y no lograría subir a lo más alto del podio; mas allá del orgullo que, en su momento, significó haber conseguido, por primera vez, una medalla en el fútbol masculino.

En un mano a mano con Engranados, el ídolo Granate, campeón de la Copa Conmebol 1996 con Lanús, contó cómo fue su experiencia en aquel Juego Olímpico. “Yo venía ya integrando el plantel de la Selección, que jugó los Panamericanos en Mar del Plata en 1995. Fui titular todos los partidos. Lamentablemente no pudimos ser campeones ante Brasil, empatamos dos a dos, y quedamos segundos, pero pudimos clasificar a Atlanta. Uno después siempre tenía fe de ser convocado y, por suerte, la llamada llegó”, dijo.

Mas allá del resultado final, hoy recuerda todo ese proceso con mucho cariño. “Teníamos un lindo grupo. La mayoría jugaba afuera. Cuando vos haces un gran grupo, todo funciona mejor. No estábamos en la Villa Olímpica, concentramos en un campo gigante en las afueras, donde había de todo; nos hubiese gustado compartir con otros deportistas, el ambiente era increíble, pero había mucha gente. Mas allá de la bronca que siempre va a quedar, porque estuvimos tan cerca de una medalla de oro, es un recuerdo maravilloso de mi vida. Jugamos contra una gran Nigeria, la mejor camada de su historia, y en el fútbol los detalles a veces hacen la diferencia, y eso es lo que pasó. Lamentablemente faltó la frutilla del postre, pero después de tanto tiempo uno lo valora“, agregó.

Por último, se refirió a las convocatorias de Toto, el Pepo y Lautaro, y al hecho de que Lanús será el club con más representantes en los Juegos Olímpicos, algo inédito en la historia de la institución. “Me pone muy contento por los chicos y por el club. Lanús es uno de los mejores semilleros de Argentina. El trabajo de inferiores es muy bueno, y queda demostrado cada vez que un pibe llega a Primera. Es muy merecido este presente. Ojalá que disfruten los Juegos Olímpicos. Todo jugador sueña con llega a la Selección. Y ojalá puedan demostrar en la Sub-23 y pelear por llegar a la mayor, como me pasó a mí en su momento. Les deseo lo mejor”, concluyó.

Deja un comentario