Futbol

Una sana costumbre

Ramiro Speranza | 12 de febrero de 2018

En un gran partido, Lanús volvió al triunfo y derrotó a River Plate por 1 a 0. El Granate cortó una racha de ocho partidos sin triunfos por el torneo doméstico y volvió a demostrar por qué es el verdugo del equipo conducido por Marcelo Gallardo.

En un partidazo, Lanús derrotó por 1 a 0 a River Plate por la 15° fecha de la Superliga Argentina. Con esta victoria, el Granate cortó una racha de ocho partidos sin triunfos por el torneo local y se puso a cinco de los puestos de clasificación a torneos internacionales. Primera victoria de Ezequiel Carboni como técnico.

Desde el comienzo del encuentro, se pudo ver un Lanús ofensivo, yendo a presionar arriba e intentando no dejar huecos en el mediocampo. De a poco, el Granate fue dominando el medio, de la mano de un Iván Marcone en nivel de selección y un Román Martínez que supo aportar su jerarquía. Sin embargo, le faltaba ese desequilibrio que hiciese que la defensa de River se doblegara ante los esfuerzos ofensivos del Grana. Eso llegaría, lamentablemente, con una lesión. Con la salida de Fernando Barrientos y el ingreso de Gastón Lodico en su lugar, el equipo encontró ese jugador desequilibrante que necesitaba. El chico demostró mucha categoría y talento a pesar de ser su tercer partido en Primera.

Y River no aguantó. A los 31, tras una atajada de Armani a un remate de Lautaro Acosta, Alejandro Silva recibió el rebote y, sólo con el arco libre, marcó el primer y único tanto del partido. Tras esto los de Núñez intentaron, atacaron y tuvieron sus oportunidades, pero ni Scocco ni Pratto pudieron hacer nada ante la férrea marca de los centrales Thaller y Ortiz, que tuvieron un gran nivel a lo largo de todo el partido.

Lanus mostró una gran performance en líneas generales, en lo que fue un rendimiento totalmente distinto a lo que se vio en los últimos partidos. Mostrando una defensa bien posicionada, y que supo cerrar huecos, y también una ofensiva que generó muchísimas ocasiones de gol, algo totalmente positivo para un equipo que venía de convertir apenas dos goles en los últimos ocho encuentros. A nivel individual, se destacaron las actuaciones de Esteban Andrada, Gabriel Carrasco, Román Martínez, Iván Marcone, Lautaro Acosta, Alejandro Silva y el que, para muchos, fue el mejor jugador de la cancha, Gastón Lodico.

Ahora, al Granate se le viene un partido igual de complicado que el Millonario, ya que el próximo viernes visitará nada menos que a Racing Club en Avellaneda, en el que será el encuentro preliminar de cara al choque ante Sporting Cristal por la Copa Sudamericana. Esta vez no hubo VAR inventado ni árbitro que opaque la contundente victoria de Lanús ante River, algo que en Arias y Guidi ya es una sana costumbre, una que ya lleva 25 años de desarrollo.