“Se intentaron bajar algunos sueldos y otros jugadores históricos emigraron”

Ramiro Speranza | 16 de mayo de 2018

Nicolás Russo brindó su balance del semestre de Lanús y fue autocrítico, argumentando que “algunas cosas se hicieron bien y otras no tanto”. Además, se refirió al próximo mercado de pases, reafirmó el objetivo del club de ir por “cuatro o cinco refuerzos” y, en relación a la posible salida de Iván Marcone, indicó que “las negociaciones con Cruz Azul están avanzadas”.

Con la finalización de la Superliga el pasado fin de semana, culminó el semestre y la temporada en Arias y Guidi. Es tiempo de balances en Lanús. En este contexto, Nicolás Russo brindó sus sensaciones de lo que fue esta primera mitad de año para el Granate, se refirió al mercado de pases venidero y criticó el formato actual del campeonato local, argumentando que buscarán que vuelvan los torneos cortos al fútbol argentino.

“Este semestre fue de transición, en el que algunas cosas se hicieron bien y otras no tanto. Se intentaron bajar algunos sueldos y otros jugadores históricos emigraron. Hemos logrado que el club quede con deuda cero, terminaremos de pagar en AFA el porcentaje que queda en Noviembre”, afirmó Nicola en dialogo con Política del Sur. En relación a la renovación del plantel y la subida de juveniles que aconteció este semestre, agregó: “Se probaron a varios juveniles que se han afianzado y con cuatro o cinco refuerzos tendremos un plantel muy completo”.

Con respecto al inminente mercado de pases, reafirmó los objetivos del club de ir por “un defensor central, dos delanteros y, en caso de que se vaya Iván Marcone, dos volantes ofensivos”. En relación a la posible salida del mediocampista Granate, indicó que, pese a que no hay nada definido, “las negociaciones están avanzadas con Cruz Azul y por eso dejaron que se haga la revisión médica en México”. Además, se refirió al único nombre fuerte que, hasta el momento, ha sonado en Arias y Guidi, que es el de Paolo Guerrero. El histórico jugador peruano fue recientemente suspendido por un año por el Comité de Disciplina de la FIFA a raíz de un doping positivo y, en caso de que esto no cambie, significaría una imposibilidad para su arribo al Granate, al menos en el corto plazo. “Hablamos con el representante de Paolo Guerrero, nos interesaba pero salvo que se revierta esta sanción hasta enero no puede jugar”, aseguró.

Por otro lado, criticó el formato actual de la Superliga, argumentando las dificultades que simbolizan para los equipos con presupuestos más humildes el pelear por el título local. “Con el formato de la Superliga es imposible que Huracán, Godoy Cruz o Talleres salgan campeones, de 10 campeonatos largos 9 ganan Boca y River. Apostamos a un torneo corto ya que le da la posibilidad a un plantel con pocos recursos de poder pelearlo”, dijo.

Por último, y en relación a su futuro a nivel personal, teniendo en cuenta el cambio de autoridades que se dará este año y su labor política por fuera de la institución, concluyó: “Hoy tengo compromiso con Lanús y en Diciembre hay renovaciones de autoridades. Todavía no decidí que quiero hacer pero en el club estoy muy cómodo”.