Futbol

Punto Final

Ramiro Speranza | 11 de mayo de 2018

Lanús no pudo con Atlético Tucumán y cerró un semestre para el olvido. Fue 0 a 0 en la Fortaleza por la última fecha de la Superliga. El Granate, que sumó su sexto empate consecutivo, ya tiene la mente puesta en la pretemporada y el mercado de pases, en pos de reforzar a un equipo que arrancará la próxima temporada a 13 puntos del descenso.

Lanús le dio fin a una temporada agridulce y un semestre para el olvido. El Granate igualó sin goles este viernes ante Atlético Tucumán en la Fortaleza, por la última fecha de la Superliga. Los comandados por Ezequiel Carboni ya tienen la mente puesta en los desafíos a afrontar en la segunda mitad del año y en el próximo campeonato, en el cual arrancarán a 13 puntos del descenso.

El primer tiempo fue muy entretenido. Pese a que los primeros minutos fue el Decano quien tuvo las más claras, Lanús logró reaccionar rápidamente y se hizo protagonista del encuentro. El Granate tuvo cuatro jugadas claras de gol que no entraron, ya que en la noche de viernes lo que más le faltó a Lanús, sin dudas, fue suerte. Por su parte, la segunda etapa fue todo lo contrario. Un partido mucho más aburrido y predecible, sin casi llegadas al arco de ninguno de los dos equipos y donde la principal disputa estuvo en el mediocampo. Para colmo, el pésimo y deteriorado estado del campo de juego de la Fortaleza fue también protagonista de la noche, complicándole las tareas a ambos. Parecía que ya estaba todo definido pero, a minutos del cierre, un penal qué le cometen a Marcelino Moreno parecía ser la llave para que el Granate volviera al triunfo. Gaston Lodico, con apenas 19 años, tomó la responsabilidad de patear ese penal que, lamentablemente, se estrelló contra el travesaño. De esta manera culminó el encuentro en el Ciudad de Lanús. Fue empate 0 a 0 entre el Granate y Atlético Tucumán.

Sexto empate consecutivo para Lanús por el torneo local, que no gana desde el 13 de marzo, cuando derrotó a Colón en Santa Fe por 2 a 1. Los de Arias y Guidi no pudieron llevarse un encuentro que era importante para ellos, ya que el Decano se tratará de un rival directo en una próxima temporada que tendrá al Granate a 13 puntos del descenso. Sin embargo, entre tanto contexto adverso, la tranquilidad de saber que la temporada ya terminó. Ahora es tiempo de arremangarse y ponerse a trabajar para volver a poner al club en el lugar que merece.

(Foto: Prensa Lanús)