Futbol

“Ojalá el encuentro se defina por el mérito deportivo y no por algún error arbitral”

Ramiro Speranza | 12 de abril de 2018

Luis María Chebel fue el dirigente que representó a Lanús en el evento de camaradería realizado por Superliga este jueves. El vicepresidente Granate palpitó el Clásico del Sur y se refirió a lo acontecido en los últimos encuentros en cuanto al arbitraje. Sin embargo, se mostró tranquilo por la designación de Germán Delfino.

Luis María Chebel fue el dirigente que representó al Club Atlético Lanús en el evento de camaradería organizado por Superliga donde, lo más destacado, fue la conferencia de prensa mixta que brindaron Iván Marcone y Darío Cvitanich, jugador del Granate y el Taladro, respectivamente. Finalizado el mismo, el vicepresidente del club dialogó mano a mano con Engranados donde palpitó el Clásico del Sur, se refirió a la designación de Germán Delfino como arbitro del encuentro y habló del presente deportivo que atraviesa la institución de Arias y Guidi.

“Esperemos que sea un lindo partido y se desarrolle sin problemas. Como dijeron los protagonistas, ojalá el encuentro se defina por el mérito deportivo y no por algún error arbitral u alguna otra circunstancia”, manifestó el vicepresidente primero del club en relación no solo a sus expectativas de cara al encuentro sino también a lo acontecido en los últimos encuentros en cuanto al arbitraje que, en algunos casos, ha influido en resultados del Granate. Sin embargo, mostró confianza en la designación de Germán Delfino y espera que tenga la menor incidencia en el juego. “Germán Delfino es uno de los mejores árbitros del fútbol argentino y eso nos da tranquilidad”, argumentó.

Además, se refirió a la actualidad deportiva del club, en un proceso de transición, y volvió a poner su plena confianza en los juveniles. “Es el momento de apostar por los juveniles, sino la economía te lleva a tomar decisiones incorrectas y poner en riesgo el futuro del club. Es algo que, vemos, esta pasando en varios clubes”, sostuvo.

Por otro lado, resaltó la importancia de este tipo de eventos en pos de mejorar la convivencia entre las instituciones y llevar mas allá el lema ‘rivales, no enemigos’. “El de Lanús y Banfield no es un partido más. Para ambos es uno de los más importantes del semestre, pero eso no debería trasladarse a violencia. A través de la Superliga se está queriendo hacer la convivencia de los clubes mucho más pacifica e inteligente, hay muchos dirigentes jóvenes que así lo entendemos, en un proceso que va a demandar su tiempo pero que va a cambiar al fútbol argentino”, afirmó.

Por último, enfatizó en la importancia que significaría la vuelta de los visitantes a las canchas, no solo para las instituciones sino también para el marco general. El vicepresidente Granate afirmó que “no es un proceso fácil” pero se encuentran trabajando al respecto. “Este jueves por la tarde nos estaremos reuniendo con varios dirigentes de Superliga, y su presidente Mariano Elizondo, para trabajar con los organismos de seguridad y que vuelvan los visitantes a las canchas del fútbol argentino”, aseguró.