Futbol

“No puedo permitir que Sand maneje los tiempos del club”

Christian Alonso | 6 de enero de 2018

Nicolás Russo respondió a las duras acusaciones de José Sand y aclaró que habló varias veces con el representante del jugador durante esta semana, aunque nunca lograron ponerse de acuerdo. “Para mi el rendimiento es importante. ¿Qué pasa si le renuevo por un año y medio, y después el jugador no rinde? Hasta le genero un problema al entrenador porque tiene que ponerlo”, manifestó.

Tras la aparición de José Sand en los medios de comunicación nacionales este viernes por la tarde, Nicolás Russo brindó su versión de la novela y subrayó que, como cabeza del club, no tenía necesidad de renovar un contrato que vence dentro de seis meses, pero que sí se se hubiese sentado a hablar con el jugador y su representante “a fines de marzo”.

“Hay que contar la historia completa y decir las cosas como son, cada seis meses Sand pedía ajuste de salario y se lo dimos de acuerdo a lo que consideramos correspondiente. Cuando se fue de Lanús hablamos tres veces para su retorno primero se fue al Deportivo La Coruña, luego a México y al año volvimos a juntarnos. Salí espantado cuando él y su representante nos dieron la cifra que pedían por tres años de contrato y les dije que Lanús no podía pagarlo. Allí se fue a Racing”, explicó el presidente del Granate en diálogo con TyC Sports.

Y añadió: “Durante la presidencia de Marón estuvieron los Barros Schelotto y no lo querían a Sand. Cuando asumí yo (diciembre de 2015) y vino Almirón, lo convencimos y Sand pudo volver. Le fue bárbaro, pero cada seis meses fuimos ajustando el contrato. Nosotros no especulamos con Sand, hasta le dimos una claúsula de salida gratuita luego del partido con The Strongest por pedido de su representante”.

Ya metiéndose de lleno en el malentendido ocurrido durante esta semana, donde el jugador no viajó a la pretemporada junto a sus compañeros, Russo destacó: “El representante quiere extender un año más el contrato que vence en junio. José tiene 37 años y para mí el rendimiento es importante, tenemos que evaluarlo en forma permamente. A fines de marzo, y acorde a su nivel, nos sentaríamos a conversar de su renovación. No puedo permitir que me maneje los tiempos del club”. Y concluyó aclarando el encuentro sin saludo que ambos compartieron el viernes en el Polideportivo del club: “Yo estaba en el vestuario junto con otros dirigentes y me crucé a Sand, pero no me dijo nada. Sólo vi que habló con el DT y se fue. Si vos te vas, vos me tenés que saludar a mi”.