Futbol

Los números de Lanús en la Superliga

Ramiro Speranza | 12 de mayo de 2018

Lanús finalizó una temporada para el olvido en el plano local. El Granate sumó 29 de los 81 puntos en disputa, quedó fuera de los puestos de clasificación a torneos internacionales y la próxima Superliga arrancará a 13 puntos del descenso.

Este viernes, con el empate en cero ante Atlético Tucumán, Lanús culminó una temporada para el olvido en cuanto a lo que a nivel local concierne. Un año marcado por su participación en la Copa Libertadores, el cambio de CT a mitad del semestre, la ida de muchos referentes del plantel y la subida de muchos juveniles, que debieron hacerse cargo de la situación.

En los 27 partidos que disputó por esta Superliga, Lanús obtuvo 29 puntos, con un promedio de apenas poco más de uno por partido -1,07, precisamente- y una efectividad del 35%. 6 victorias, 11 empates y 10 derrotas fueron, finalmente, el balance del Granate en este torneo local. El equipo convirtió 20 goles -promedio de 0,74 por encuentro- y le marcaron 37 tantos -promedio de 1,37 por partido-. A diferencia de otros años, donde la localía era una de las principales fortalezas, esta campaña fue verdaderamente floja en este sentido, consiguiendo apenas 16 de los 39 puntos en juego -el 41% de los mismos- con 3 victorias, 7 empates y 3 derrotas; pese a que, de visitante, la cosa no fue tan distinta, sumando 13 de los 41 puntos en disputa -con 31% de efectividad- producto de 3 victorias, 4 empates y 7 derrotas.

El cambio de entrenador a mitad del semestre, en lo que fue la salida de Jorge Almirón tras la final de la Libertadores y la llegada de Ezequiel Carboni, y la ida de varios referentes del plantel, fueron cambios que se ven reflejados en los resultados de ambos periodos. Durante el primer semestre, donde el equipo tenía como principal objetivo el torneo continental más importante de América, Lanús sumó 4 triunfos, 1 empate y 5 derrotas, obteniendo el 43% por ciento de los puntos; mientras que, con la llegada de Carboni, y como única prioridad el torneo local, además de la Sudamericana, se adjudicó 2 victorias, 10 igualdades y 5 caídas, sumando el 31% de los puntos.

En cuanto a las individualidades, son varios los puntos a destacar. Cómo se viene dando en los últimos años, el que más minutos sumó con la camiseta Granate en todo el campeonato fue Nicolás Pasquini, con 1896 minutos en juego, seguido de Iván Marcone y Esteban Andrada. Una de las principales sorpresas a la hora de analizar las estadísticas de Lanús en el torneo pasa por su goleador, que fue nada menos que José Sand con 5 tantos. Pese a que el histórico delantero, uno de los más grandes en la historia del club, ya no se encuentra en la institución desde hace seis meses, la falta de eficacia ofensiva que tuvo el equipo en el segundo semestre -11 goles en 16 encuentros- hizo que no bajara nunca del podio.

Esta temporada le deja a Lanús dos aspectos más que negativos: la imposibilidad de clasificar a los próximos torneos internacionales tabla de posición mediante, dependiendo ahora de su papel en las competiciones a disputar en el semestre que viene, sumado al hecho de que el equipo arrancará la próxima temporada a nada menos que 13 puntos del descenso.

Será entonces momento de remangarse y ponerse a trabajar. Lo que se haga en la pretemporada y el mercado de pases será clave en el corto y mediano plazo. El Granate no solamente deberá afrontar dos competiciones en el próximo semestre, sino que también tendrá la obligación de priorizar el torneo local, con el fin de no sufrir con el promedio. Una temporada ya culminó pero la otra ya asoma por el horizonte de Arias y Guidi.